Esta página no se actualiza más.

Martin Virtel

Este pequeño proyecto nació en un hackathon en la primavera de 2013. Nos propusimos investigar hasta dónde nos iba a llevar el proyecto de transparencia del gobierno catalán. 

La teoría es fascinante, pero también un poco ingénua. Una administración pública quiere ser transparente para tener más legitimidad frente a l@s administrad@s. A partir de datos abiertos, l@s gobernad@s puedan elaborar radiografías de la burocracia, encontrar inconsistencias, injusticias, corrupción, crímenes o inclusive claras pruebas de una administración justa, eficiente y confiable.

En algunos momentos, la teoría se hizo práctica, como cuando descubrimos que la Generalitat gastaba 1,7 millones de euros al año en dietas por asistencia a reuniones o cuando averiguamos cómo a los gestores de la lotería catalana les tocaba el gordo cada cuatro meses.
Otras veces, nos frustramos, como cuando dejaron de actualizarse y publicarse los datos en que nos basamos para mantener online el sismógrafo de la Generalitat, que reflejaba los cambios diarios en cada departamento.

Este fue el rumbo que seguimos con este proyecto – y vimos instantes en los que esa teoría se volvió práctica. En otros, nuestro trabajo se vió frustrado porque los datos fueron despublicados por razones que desconocemos.

Como siempre, la vida resultó ser lo que nos fue suciediendo mietras estuvimos haciendo otros planes. Aprendimos a navegar la inmensa ola de herramientas de visualización, estimar mejor la distancia entre idea y realización, nos hicimos amigos, y nació ihr.world, donde la propuesta es hacer accesible datos históricos que están hibernando fuera del ámbito digital. Decidimos que es más importante seguir con ese otro proyecto y contribuir así a la transparencia del pasado, en vez de exigirle más transparencia al presente.

Leave a Reply